El van life se está convirtiendo en más que un movimiento cultural para viajeros

Van Life / Foto: Kevin Schmid

Van life es mucho más que un viaje en carretera; lo que pudiera aparentar ser solo una escapada para romper la rutina, es tan capaz de atrapar, cautivar y envolver, que cada vez se consolida como algo más que un movimiento cultural alrededor del mundo; y no solo porque se ha vuelto todo una ciencia y hasta un arte vivir sobre ruedas, sino porque también se está forjando toda una comunidad global, que permite adentrarse en esta forma de vida, de maneras cada vez más constantes y atractivas.

La libertad sobre ruedas

Pocas experiencias en la vida son capaces de generar tal sensación de libertad como la van life. Claro, siempre creemos, o queremos creer que tenemos en nuestras manos el “volante” de nuestro destino, pero cuando ese volante es real, y tienes ante ti todo un mundo interconectado de caminos y rutas, esta libertad se vuelve aún más tangible, y capaz de llevarte a senderos inimaginables.

Van Life. DN67C, Sebeș, Rumania / Foto: Livin4wheel
Van Life. DN67C, Sebeș, Rumania / Foto: Livin4wheel

Este es quizás uno de los primeros motivos capaces de generar esa inquietud por vivir sobre ruedas, la posibilidad de poder llegar tan lejos como quieras, más aún si no tienes una ruta fija. Simplemente dar vuelta y enfilarte hacia esa gran montaña, ya resulta en una experiencia electrizante que permite sentir que realmente tienes libertad de poder dirigirte hacia donde tu instinto te lleve. Aunque claro, esto no quiere decir que la planificación sea mala, explorar antes un poco acerca de las muchas y variadas rutas, también te puede abrir nuevos horizontes, aunque siempre tendrás la libertad de parar, desviarte o salirte del camino, y así explorar y seguir tus impulsos de cada momento en particular.

Un acercamiento amigable al van life

Para muchos de quienes hoy en día no conciben su vida sin su van, en realidad comenzaron gradualmente a explorar esta actividad.

Es decir, no tienes que abandonar de un día a otro la vida que tenías para jamás volver; claro, puedes hacerlo, pero adentrándote en este mundo gradualmente. Quizás comenzar con pequeñas escapadas de fin de semana, las cuales posteriormente pueden extenderse por semanas, meses o incluso años, conforme le cojas el gusto, y también puedas adoptar un modo de vida que te permita sobrevivir totalmente sobre ruedas.

Vandwellers / Foto: Silvio Bergamo
Vandwellers / Foto: Silvio Bergamo

Hoy en día también ha quedado claro que esta forma de vida, no es algo exclusivo de alguna edad, sexo o estilo, “vandwellers” los hay de todas las edades; desde adolescentes que quieren demostrarse que son capaces de sobrevivir en el mundo real por sí mismos, hasta personas mayores sin más pesares o responsabilidades, más allá que disfrutar el mundo y todo lo que implica llevar a cabo una vida sobre ruedas.

La cultura Van Life

Aunque para quienes viven ajenos a este modo de vida, pudiera parecer algo simple, en realidad la van life esconde todo una extensa variedad de implicaciones; tan solo el hecho de diseñar y adaptar un vehículo para poder proveer todas las necesidades básicas de un hogar, ya es todo un desafío, pero también todo una ciencia y arte.

La cultura Van Life / Foto: Huib Scholten
La cultura Van Life / Foto: Huib Scholten

Con años de desarrollo de este modo de vida, han florecido múltiples alternativas para solucionar las necesidades técnicas que un hogar reducido sobre ruedas conlleva; desde la obtención de la energía, el control de la temperatura, los utensilios de cocina, de descanso, o para poder ir al baño o pegarte una ducha; lo cual abre todo un extenso abanico de posibilidades, donde también la creatividad y el ingenuo juegan un papel importante.

Aunque claro, al tratarse de una cultura en constante movimiento, no tienes que empezar desde cero necesariamente, hoy en día existen múltiples trucos y recomendaciones para poder llevar a cabo esto, y no únicamente en lo que a cuestiones técnicas se refiere, sino también a todo lo que implica la experiencia de viajar alrededor, no solo del país, sino del mundo entero.

Con un poco de dedicación y planificación, te sorprenderá todo lo que puedes acondicionar al interior de un vehículo de este tipo; lo cual no solo te permitirá sobrevivir, sino que además, con un poco de práctica y esmero, también te puede permitir hacerlo con gran comodidad y confort; ya que una de las grandes enseñanzas de este modo de vida, es que no solo se trata de llegar al destino, sino de disfrutar el camino.

Bienvenido a la comunidad sobre ruedas

Ya sea que viajes en solitario, en pareja, en familia o en grupo, una de las ventajas de la creciente cultura van life, es que siempre puedes sentirte acompañado de algún modo; y no solo por las extensas comunidades online donde siempre te puedes conectar y así intercambiar conocimientos y experiencias, sino que físicamente también siempre te encontrarás con gente con este espíritu de aventura en el camino.

También son muchas las rutas y destinos que se han vuelto especialmente centros de llegada para aventureros sobre ruedas, así que nunca te faltará tampoco la oportunidad de conocer gente nueva con quien apoyarte, y sí, también hacer muchos amigos, y claro, muchos también incluso han encontrado de esta forma lo que conciben como el amor verdadero.

El arte de ser autosuficiente en carretera

Otro de los factores clave que han permitido a miles de personas desprenderse totalmente de la cotidianidad, es el hecho de que está plenamente probado que es posible vivir y ser autosuficiente en carretera.

El arte de ser autosuficiente en carretera / Foto: Alexander Mcferon
El arte de ser autosuficiente en carretera / Foto: Alexander Mcferon

No es necesario ser millonario o haber ahorrado toda una vida para lograrlo; con ayuda de las tecnologías de hoy, si te adentras en este mundo conocerás a mucha gente que vive, trabaja y genera ingresos de muchas formas. Nomadas digitales; hay escritores, diseñadores, fotógrafos, programadores, free lancers, youtubers, quienes no solo ejercen su desarrollo profesional de forma paralela a este modo de vida, sino que incluso en muchos casos, es a través de esta manera que han logrado la claridad e inspiración, para poder desarrollarse de una forma aún más amplia de como lo venían haciendo desde una oficina.

La libertad sobre ruedas / Foto: Ewout Paulusma
La libertad sobre ruedas / Foto: Ewout Paulusma

Con espíritu de aventura

La Van life es un sinónimo tan amplio de libertad, que no solo se refleja en la infinita combinación de caminos, sino que esta elección también es capaz de adaptarse a tu estilo; ya sea que tengas fascinación por grandes ciudades, que te gusten los paisajes naturales imponentes, que prefieras las rutas llenas de atractivos históricos y culturales, o cualquiera que sea tu motivación, a través de esta forma de vida puedes satisfacer deformas que nunca hubieras imaginado tus necesidades y expectativas.

Claro, se debe tener un espíritu de
aventura, pero esto en realidad se vuelve lo más fácil, pues cada
día, cada camino, siempre encontrarás experiencias impensadas y que
son capaces de brindarte, no solo una gran dicha y felicidad, sino
también emociones que de ninguna otra manera hubieras vivido; así
que ya lo sabes, en la vida sobre ruedas, siempre hay algo que hacer,
y todo un mundo por descubrir.

No Comments Yet

Comments are closed