Las 5 mejores formas de mantener el calor en tu furgoneta este invierno

Formas de mantener el calor en tu furgoneta este invierno / Foto: Victor Zamora (unsplash)

El invierno es importante seguir estas 5 recomendaciones importantes que no solo te pueden ayudar a pasar una estancia más cálida y con mayor comodidad, sino que además es una cuestión que se puede volver vital al viajar en carretera en tiempo gélido.

El aislamiento de tu furgoneta

Una furgoneta especialmente adaptada a un modo de vida van life, debe contar con un sistema de aislamiento que permita evitar temperaturas extremas, algo que puede ser bastante desagradable y hasta peligroso, más aún en invierno.

Existen múltiples materiales y estilos para realizar un aislamiento, aunque si quieres una forma eficaz, considera los 3 tipos principales de transmisión de temperatura a los cuales estarás expuesto: la conducción, la convección y la radiación.

Al respecto de las dos primeras, es decir para la temperatura transmitida por contacto y por desplazamiento de masas de aire, una capa de aislante térmico o materiales como la lana de roca, permitirán un mejor aislamiento que reducirá notoriamente la transmisión del frío exterior hacia el interior.

Aunque de igual forma te recomendamos incluir al menos una capa de aislante térmico reflectivo, lo que protegerá también del factor radiación; y aunque puedes utilizar una combinación de materiales sencillos, como espuma, plástico y papel aluminio; también puedes encontrar este tipo de capas ya especialmente elaboradas, y a un precio bastante accesible.

A través de adhesivo en spray puedes pegar las diferentes capas, y al final en la cara interna también puedes colocar alguna capa con el tipo de revestimiento que sea de tu agrado; por ejemplo, puedes optar también por dejar una capa final de madera, lo cual también resulta flexible para aprovechar de diferentes formas, ya que te puede permitir instalar y cambiar de lugar aditamentos para colgar o guardar toda clase de objetos.

Formas de mantener el calor en tu furgoneta este invierno / Foto: Alec Favale (unsplash)
Formas de mantener el calor en tu furgoneta este invierno / Foto: Alec Favale (unsplash)

La ropa también es importante

Ahora, para poder mantenerse cálidos durante el frío invernal, no basta con tener los cuidados suficientes en tu furgoneta; también asegúrate de ir bien equipado de forma personal; es decir, llevar algunas prendas térmicas o abrigos, lo que será importante para poder conservar mejor la temperatura.

Aunque no solamente te pueden ayudar los textiles en las prendas, sino que además un buen juego de sábanas para el frío, por ejemplo de franela, son una estupenda idea, ya que por ejemplo, pueden servirte para sentarte a ver una película en la noche, para salir por la mañana en los primeros rayos de sol, o para taparte en la cama para dormir; aunque claro que en este caso también será de utilidad contar con un buen edredón o cobijas para poder descansar con comodidad.

Estufa

Una de las formas más efectivas para poder transmitir calor a lo largo de toda la furgoneta, es a través de una estufa de leña o carbón, la cual en este caso debe contar con un sistema de chimenea para evacuar el humo, y también para evitar la acumulación de dióxido de carbono.

No solo se debe tener un recubrimiento especial la zona de la estufa, para evitar que se puedan calentar e incendiar materiales aledaños, sino que aplicar también algunas capas de retardante de llamas (puedes conseguirlo en spray) te ayudará a reducir riesgos.

En este caso también te resultará esencial contar con un sistema de detección de dióxido de carbono, ya que esto puede ser letal, y si colocas también una alarma de humo podrás confeccionar un sistema aún más seguro; asimismo, tener a la mano un pequeño extintor nunca estará de más.

Calefacción por gas o gasoil

El gas es otra alternativa para poder mantener a buena temperatura el interior de la furgoneta, aún en condiciones extremas al exterior. Hoy en día existen complejos sistemas de calefacción a base de gasoil, que resultan eficientes por el bajo consumo, y por el hecho de que pueden funcionar con el vehículo apagado.

La instalación resulta un tanto compleja y se recomienda el asesoramiento de un profesional, no obstante que puede ofrecerte un gasto de solo unos 300 mililitros de gasoil por hora, además de que se puede instalar con un mecanismo temporizador para hacerlo programable.

También existen alternativas más sencillas como calefactores portátiles de gas propano; y aunque existen de igual forma calentadores de otros tipos de gas, recuerda que este tiene una mayor estabilidad, así que resulta una mejor idea para andar recorriendo el mundo en furgoneta.

De igual forma debes atender las recomendaciones de seguridad por el dióxido de carbono producido, aunque puede resultar en una forma práctica, sencilla y económica de irradiar calor al interior de una furgoneta.

Formas de mantener el calor en tu furgoneta este invierno / Foto: Arisa Chattasa (unsplash)
Formas de mantener el calor en tu furgoneta este invierno / Foto: Arisa Chattasa (unsplash)

Considera el exterior

También hay algunos trucos que te pueden ayudar a mantener a mejor temperatura tu furgoneta teniendo en cuenta las características físicas del exterior; por ejemplo tener un sistema manual de ventilación en la parte superior te puede servir para orientar mejor la temperatura; dejando entrar el aire cálido (proveniente del lado donde esté pegando el sol) durante el día.

Aunque también el hecho de investigar y mantenerte al tanto de los pronósticos del clima, es una buena estrategia de supervivencia, puesto que aunque creas que el lugar donde estarás no es demasiado frío, siempre se tiene posibilidades de incidencias ambientales, como puede ser una tormenta invernal, una masa de aire polar, o demás factores que pudieran volver extremas las condiciones.

Así que ya lo sabes, selecciona rumbos donde no tengas demasiado riesgo de sufrir temperaturas extremas, y asegúrate de tener instalaciones adecuadas, así como el equipamiento suficiente para poder reaccionar ante cualquier situación imprevista. Mantenerte cálido no solo te permitirá hacer más agradable la experiencia, sino que también reducirá tus posibilidades de enfermarte, ayudándote a pasar una mejor y más segura aventura.

No Comments Yet

Comments are closed