Van Life para principiantes

La libertad sobre ruedas / Foto: Ewout Paulusma

¿Cómo puedo empezar a vivir en una furgoneta?

¿Cuál es el sueño más salvaje que has soñado? Para mí, quiero que el Van Life sea mi vida! Vivir en una furgoneta es definitivamente un gran cambio de estilo de vida. Hay que tener en cuenta tantos aspectos diferentes: ¿qué podría salir mal?, ¿dónde voy a aparcar?, ¿cómo puedo hacer este cambio?

Tu transición a la filosofía Van Life puede comenzar HOY. Con pasión y cierta mentalidad alcanzarás la meta que te propongas. Significa que puedes vivir, viajar y trabajar desde la comodidad de tu propia furgoneta. Puedes ir a donde quieras y finalmente experimentar la libertad que cada uno de nosotros anhelamos.

Campervan una pasión
Campervan una pasión

Bueno, ¿y por dónde puedo empezar?

¿Cuál es tu situación económica en este momento? ¿Tiene que hacer frente al pago de tu coche? ¿Tienes alguna deuda o préstamo?

¿Cuánto dinero necesito hasta que mi patrimonio neto sea 0? Enfoca todo lo que haces en alcanzar esta meta. Reduce tus deudas. Trata de pagar la mayor cantidad de deuda tan pronto como sea posible.

Pero, ¿por qué esperar hasta que todas las deudas estén pagadas para empezar a vivir esta vida? Podemos empezar a ahorrar dinero ahora mismo, comprar una furgoneta y comenzar nuestra conversión. Sólo porque no pueda vivir en la furgoneta a tiempo completo, no significa que no esté viviendo ese estilo de vida.

En mi presupuesto, permito que la mayor parte de mi dinero vaya hacia reducir mis deudas, y una cantidad menor la estoy reservando para camperizar la furgoneta. He hecho un plan para estar completamente libre de deudas en 7 meses! Si sigo mi presupuesto, lo lograré.

Consejos para la vida “on the road”

Tanto si quieres viajar como si buscas un alojamiento barato, vivir en furgonetas puede ser lo mejor para ti. Vivir en una furgoneta puede ser indeseable para algunas personas, pero para aquellos que realmente lo han probado, con gusto lo harían de nuevo.  Les permite estacionar su furgoneta en casi cualquier lugar y disfrutar de las vistas mientras se van a dormir.

Vivir en una furgoneta no es para todos, pero si te gusta acampar entonces puede ser para ti.  No hay nada más emocionante que explorar un país dentro de una furgoneta, ver todos los sitios y no tener que preocuparse de pagar el alojamiento.  Por lo general, puedes dormir donde quieras —dependiendo de la legislación vigente en la zona—, y todo se reduce a disfrutar dónde te sientas más cómodo.  Sólo asegúrate de ir bien preparado y siempre deja tu lugar de campamento como lo encontraste.

A continuación le presentamos una serie de consejos para vivir en furgonetas que harán que su viaje sea mucho más fácil y cómodo.

El baño

Cuando se trata de usar un baño en la furgoneta, hay varias soluciones.  Pueden optar por utilizar algún tipo de taza de inodoro portátil, donde el contenido puede ser vaciado en un lugar adecuado.  Los baños públicos son siempre una gran opción, ya que tienen además ciertas instalaciones para lavarse, las manos e higiene personal.  Aunque algunas personas optan por ir al baño de forma natural tras un arbusto, siempre siendo respetuosos con el entorno y medio ambiente.

Baños camping portátiles
Baños camping portátiles

Las paradas de descanso en autopistas y atracciones turísticas casi siempre tienen baños públicos gratuitos.

Si tienes que ir al baño en la naturaleza, cavar un hoyo y hacerlo dentro, no olvides el papel higiénico, de lo contrario tendrás que usar hojas. En todo momento se respetuoso con el entorno y el medio ambiente. Evita hacerlo cerca de senderos y arroyos.

Si vas a un camping tendrás acceso a baños públicos, que son generalmente los mejor mantenidos de todas las opciones.

Viajar en furgoneta

Viajar puede ser uno de los momentos más emocionantes de tu vida, y una vez que empieces a hacerlo, nunca querrás parar. El único problema real con los viajes es que los costos se acumulan y terminas yéndote por menos tiempo del que te gustaría. Sin embargo, viajar en una furgoneta es una gran manera de ahorrar dinero. Incluso puedes dormir en la furgoneta, a menudo la parte más cara del viaje, además de los billetes de avión.

Van Life. DN67C, Sebeș, Rumania / Foto: Livin4wheel
Van Life. DN67C, Sebeș, Rumania / Foto: Livin4wheel

Viajar en camioneta es una gran manera de ver el país y, en última instancia, el mundo. Tu furgoneta no es sólo un medio de transporte, sino también el lugar donde vivirás. Verás los lugares de interés y volverás a casa con un montón de historias nuevas que contar. Cuando lo hayas hecho una vez, querrás hacerlo una y otra vez porque realmente es una gran manera de ver el mundo que te rodea.

Viajar en furgoneta es realmente una forma sencilla de viajar, todo lo que tienes que hacer es preparar un equipo completo y estarás listo para partir.

Viajar en una furgoneta puede ser aburrido para los pasajeros a bordo, especialmente si son niños. Necesitarás buscar maneras de mantener a tus pasajeros ocupados. Aunque les guste dormir durante parte del viaje, es probable que estén despiertos durante gran parte del mismo. Siempre puedes coger las rutas más pintorescas para que tus pasajeros tengan algo que ver o llevar libros de actividades para que puedan divertirse. Jugar a juegos también es una gran manera de ocupar el tiempo, así como haer fotos por el camino.

Ducha

También hay varias opciones para ducharse cuando vivas en una furgoneta.  El más común es el uso de piscinas naturales de agua (lagos, ríos, la playa, etc.) aunque se pueden encontrar duchas en lugares como piscinas o playas que se pueden usar gratis. Otra opción son las duchas portátiles, con las que podrás ducharte cuando lo desees.

Ducha portátil para acampar
Ducha portátil para acampar

Las playas públicas generalmente tienen duchas disponibles gratuitas.

Las piscinas públicas suelen tener una entrada de bajo coste y disponen en muchas ocasiones de duchas calientes. También tiene la ventaja adicional de usar una piscina o incluso un spa.

Cocinar en una furgoneta

La preparación de alimentos y la cocina en su furgoneta pueden ser muy simple, como sándwiches, cereales y otros alimentos de conveniencia fáciles de preparar; o complicada si vas a utilizar hornillo, parrilla o un refrigerador portátil. La elección es tuya. Puedes llegar a un equilibrio entre cosas fáciles de cocinar y tal vez cocinar una comida “real” al día. Comer fuera de “casa” es otra opción, pero por supuesto, esto se sumará gasto a tu presupuesto.

Cocinar al aire libre / Foto:: Brandi Redd (unsplash)
Cocinar al aire libre / Foto:: Brandi Redd (unsplash)

Cocinar es otra historia, ya que hay un sinfín de oportunidades aquí.  Para aquellos que desean transportar su propio equipo de cocina, los hornillos de gas portátiles son los más convenientes, aunque nunca debe usarlos en un espacio confinado (dentro de la furgoneta).  Las barbacoas públicas también son una opción y a menudo se encuentran cerca de áreas en las que uno querría estacionar una furgoneta para dormir.  Tendrás que analizar si está permitido su uso según las normativa de fuegos de la zona. Otra opción es confiar en los alimentos que no requieren ser cocinados.

Muchos parques públicos/parques nacionales tendrán barbacoas que se pueden utilizar gratuitamente. Esto le permite cocinar carne y otros artículos enlatados en una cacerola (que siempre debes llevar en tu furgoneta).

Tener una cocina de gas portátil es una gran manera de cocinar mientras vives en tu furgoneta. Puede comprar recambios para la cocina casi en cualquier lugar, lo que significa que no necesitas un gran stock de bombonas de gas. 

Deberás disponer de utensilios de cocina, tales como ollas y sartenes para cocinar casi cualquier tipo de comida.

Necesitarás provisiones de alimentos, alimentos enlatados y otros artículos secos son ideales para viajes largos, sin embargo, si tienes algún lugar para cocinar, puede usar un refrigerador para transportar carne y otros artículos frescos.

Zona de descanso

Lo primero que necesitas es algún tipo de equipamiento de cama. La conversión que puedas hacer de tu furgoneta para habilitar una zona de descanso pueden variar desde un simple colchón inflable en la parta trasera, hasta una plataforma completa con un colchón de espuma diseñado su uso permanente. Algunas personas prefieren usar un colchón de verdad, mientras que otras pueden usar un colchón inflable. También necesitarás mantas, aunque los sacos de dormir ocuparán menos espacio.

Asegúrate de cubrir las ventanas de la parte trasera de la camioneta por razones de privacidad, no querrás que alguien te mire.

Siempre deja tu furgoneta cerrada con llave cuando esté desatendida, los robos de furgoneteros están a la orden del día.

Construye una base de madera para un colchón en la parte trasera de tu furgoneta y puedes añadir espacio extra para guardar ropa de cama y otras pertenencias.

Iluminación y electricidad

La iluminación y la electricidad pueden ser tan simples como usar una linterna cuando la necesita, hasta tener una instalación eléctrica de 12 voltios en tu furgoneta para hacer funcionar los equipos que requieren electricidad. Una vez más, dependerá hasta dónde quieras llegar. Existen sistemas eléctricos de 12 voltios alimentados por energía solar con un inversor para hacer funcionar los equipos eléctricos.

El conbustible

El combustible es un aspecto importante para viajar en furgoneta, hay que asegurarse de tener siempre suficiente para llegar a la gasolinera más cercana; a veces la gente lleva gasolina de repuesto en algún tipo de contenedor, si vas a transitar por zonas muy aisladas. Las gasolineras suelen tener baños, lo que es un buen lugar para asearse si es necesario.

No Comments Yet

Comments are closed