Cómo camperizar tu propia furgoneta: 10 cosas que debes tener en cuenta

Camperizar una furgoneta / Foto: johannes Hofmann (unsplash)

Viajar por el mundo en tu propia van, diseñada de forma especial para poder vivir en ella cómodamente por largas temporadas, es algo bastante económico y práctico; aquí te traemos 10 recomendaciones importantes sobre como camperizar una furgoneta, lo que te permitirá también valorar si es algo realmente para ti.

Camperizar furgoneta

Hoy en día a través de herramientas tan prácticas y accesibles como YouTube, podemos consultar de una forma visual, como otras personas han resuelto dilemas o desafíos a los que también podríamos enfrentarnos.

Consultar a detalle como se hacen algunas cosas, además de darnos nociones para hacerlo bien al primer (o primeros) intento, también te puede aportar inspiración o ideas para diseñar tu furgoneta perfecta para recorrer el mundo.

Camperizar furgoneta también resulta atractivo por lo económico que resulta, no obstante que tampoco es obligación que tengas que realizar todo tu mismo; si sientes que la tapicería o las instalaciones de gas o eléctricas no son lo tuyo, puedes solicitar apoyo profesional para este tipo de adecuaciones, lo cual además también te puede resultar más conveniente o seguro.

Algo muy común en el mundo de la adaptación de furgonetas, es el hecho de que algunas cosas podrían no quedar como las tenías en mente. Por ejemplo, se te ocurre crear una sección para darte una ducha en un rincón del vehículo, pero después que lo terminas descubres que no te gusta, que no funciona bien o que simplemente no resulta práctico; lo mejor aquí es aplicar de forma inmediata los cambios o modificaciones pertinentes, pues el hecho de dejar todo funcionando a la perfección, será muy importante y te evitará tener que perder mucho tiempo a futuro.

Aquí cada centímetro cuenta, así que si vas a hacer algo, que realmente funcione y te convenza; de lo contrario muy posiblemente te generará múltiples problemas.

Construye

No existe un conjunto de materiales prediseñados para camperizar furgoneta de forma ideal; es decir, si quieres que realmente todo quede a la medida, exactamente adecuado a tus objetivos y necesidades, lo mejor es diseñar y construir por tu cuenta cada detalle.

En este sentido hay herramientas como una buena sierra de calar, que resultarán esenciales y te será más conveniente adquirir, para poder hacer cortes a la medida en todo tipo de materiales, por ejemplo para los recubrimientos, muebles y diseño en general de tu vehículo.

Compra en internet

Si realizas un poco de planificación, podrás también conseguir un presupuesto mucho más económico; por ejemplo, haciendo una lista de materiales, herramientas y demás equipamiento que necesitarás, podrás después comparar precios por internet, y así realizar la mejor inversión.

Particularmente te recomendamos plataformas como Ebay y Amazon, donde además de precios altamente competitivos, tendrás también un servicio muy profesional de entregas, además de múltiples garantías de calidad y funcionalidad.

La organización es la clave

Si es cierta la premisa que señala que para que todo esté ordenado, cada cosa debe tener su propio lugar, más importante aún lo es para el caso de una casa rodante minimalista, donde debes aprovechar al máximo cada espacio disponible.

La organizacón de espacios en una camperización de una furgoneta / Foto: Manuel Meurisse (unsplash
La organizacón de espacios en una camperización de una furgoneta / Foto: Manuel Meurisse (unsplash

De formas muy creativas puedes diseñar espacios, para poder guardar de forma óptima cada utensilio, objeto y herramienta que acompañe tus viajes, para lo cual también es importante la creatividad, pero también la instalación de contenedores y espacios para colgar, depositar o guardar cada objeto; buscando de igual forma llevar solo lo realmente indispensable.

Se requiere paciencia; mucha paciencia

Si te has decidido a hacerlo y quieres camperizar tu furgoneta para empezar a vivir la van life, no te lo tomes tan aprisa; debes saber que poder terminar una instalación completa, y realmente personalizada y adaptable para poder sobrevivir de forma decente por semanas enteras, no es algo que puedas terminar en un fin de semana.

De hecho, si le dedicaras una jornada laboral completa por 5 días a la semana, terminar de adaptar tu van te llevará varios meses; sin problemas al menos un semestre, así que también considera esto al momento de planificar; es decir, antes de empezar a pensar en tus destinos, debes dedicar una gran parte de los esfuerzos a adaptar tu vehículo, pues son muchos los factores a tomar en cuenta: cocina, baño, descanso, energía, mecánica, estancias, diseños, etc; aunque con una buena dosis de perseverancia, valdrá la pena.

Cualquier cosa es posible

Y un consejo final, por mucho que busques inspiración en otras furgonetas, cada persona es distinta y considera que también puedes innovar o crear soluciones originales; lo importante no es hacer un vehículo como el de tal persona, sino diseñar una casa rodante, especialmente adaptada a tus gustos y necesidades.

Con un poco de creatividad, por más pequeña que parezca tu van, verás que no hay imposibles, y suficiente esmero y dedicación, podrás crear soluciones prácticas que te permitan diseñar una furgoneta eficiente, con la cual cumplir con comodidad el sueño de rodar por el mundo.

No Comments Yet

Comments are closed